Código de Conducta

Nuestra organización tiene unos valores propios a promover, los cuales son ejes transversales que deben presidir siempre en todas nuestras actuaciones, y que son los siguientes:

 

SOLIDARIDAD LOCAL Y GLOBAL: promoveremos la solidaridad tanto con las personas y los colectivos de nuestro entorno más inmediato, como con los de otros países y culturas. Esta solidaridad la entenderemos como un intercambio entre iguales, mutuo y enriquecedor para las dos partes, encaminado a fomentar la dignidad de las personas y los pueblos, y a erradicar las injusticias sociales.

TRABAJO EN RED: mantendremos una relación fluida, directa y permanente con otras organizaciones del Sur, con el fin de cooperar, intercambiar y compartir nuestras mutuas inquietudes, demandas y aspiraciones. Y, siempre que sea posible, trataremos de trabajar en red con otras entidades, tanto del Norte como del Sur, con el fin de ser más eficaces y aprovechar las posibles sinergias.

PARTICIPACIÓN DEMOCRÁTICA: fomentaremos la participación activa de nuestra base social en la toma de decisiones de nuestra organización, y velaremos para que los mecanismos de elección y de nombramiento de nuestros órganos de gobierno sean verdaderamente transparentes y participativos. Impulsaremos la implicación de los trabajadores, favoreciendo su participación en la toma de decisiones.

DIVERSIDAD CULTURAL Y SOCIAL: facilitaremos y promoveremos la incorporación en nuestra entidad y en nuestras acciones a todo tipo de personas y colectivos sociales, económicos y culturales de nuestra sociedad.

 

INDEPENDENCIA: velaremos por nuestra plena autonomía institucional y decisoria respecto a cualquier otra instancia pública o privada, gobierno, partido político o empresa. Esto quiere decir que dispondremos de plena capacidad para fijar libremente nuestros objetivos y estrategias de actuación.

 

 

TRANSPARENCIA: emitiremos documentación pública, cuantitativa y cualitativa que asegure la transparencia y el control externo de nuestras actividades y recursos; y estaremos abiertos en todo momento al escrutinio y debate público sobre nuestra política, prácticas y presupuestos. Vigilaremos que los procesos de debate interno y de toma de decisiones se hagan siguiendo procesos transparentes y con una buena comunicación interna.

 

COHERENCIA: buscaremos siempre la máxima coherencia posible entre nuestra misión, objetivos, medios y herramientas utilizados para conseguirlos. Además, velaremos por la austeridad y la optimización de recursos en todas nuestras actuaciones.

 

ESPÍRITU CRÍTICO: estaremos siempre atentos a los cambios y nuevos retos de nuestro mundo, contando con el asesoramiento externo siempre que sea necesario, y dispuestos a renovar nuestras actuaciones para adaptarnos y responder de forma más eficaz a las nuevas situaciones que se produzcan en nuestro entorno.