Plan Estratégico

Para cumplir sus objetivos, La Manzana Azul centrará sus esfuerzos en las siguientes actividades:

 

  • Actividades que sensibilicen a la población sobre la creciente desigualdad de nuestro mundo, tanto desde nuestro país (materiales divulgativos, actos públicos, visita de personas del Sur…) como mediante el conocimiento directo de la realidad de los países del Sur (campos de solidaridad y otras formas de intercambio).
  • Actividades que ayuden a profundizar en las causas de esta disparidad y las vías de solución, tales como cursos de formación, materiales formativos, investigación, etc.
  • Actividades que promuevan las transformaciones personales y colectivas necesarias para poner fin a las desigualdades Norte-Sur. Tanto aquellas que sean viables desde nuestro país (comercio justo y consumo responsable, denuncia de la injusticia, presión pública…); como las que sean posibles en el Sur gracias al apoyo de voluntarios y voluntarias.

 

En todas estas actividades La Manzana Azul fomentará unas relaciones Norte-Sur culturalmente respetuosas de igual a igual, y rechazará actitudes paternalistas o de superioridad. Sus relaciones con grupos, movimientos y organizaciones del Sur estarán regidas siempre por el respeto mutuo, el tratamiento paritario y el diálogo y la comunicación permanentes.

Se priorizará la cooperación humana sobre la económica, evitando dedicar sus esfuerzos a la financiación de proyectos o programas de desarrollo en países del Sur al considerar que este ámbito de cooperación ya está suficientemente atendido por parte de otras organizaciones.

La Manzana Azul favorecerá y se comprometerá, según sus objetivos, en todas aquellas iniciativas de colaboración y de alianza con otras organizaciones del Norte y del Sur que permitan trabajar más eficazmente para un orden social y económico más justo. Actuará de manera coordinada con las otras ONGD de solidaridad y cooperación al desarrollo, y participará en sus organismos colegiados e iniciativas comu­nes.